Inspirelab
facebook twitter email
 
menu1 menu2 menu3 menu4 menu5 menu6 menu7 menu8 menu9 menu10 menu11
 
Otros Mundos, Reales e Imaginarios
2008-06-21 04:04:00 ||

Jamais Cascio
Unos treinta años más tarde, Jamais Cascio y Alex Steffen estaba trabajando como editores invitados de una edición de esa publicación (ahora llamada Whole Earth Review) cuando se les ocurrió una idea que se dieron cuenta que no sólo podrían llevar a cabo en la Web. La idea era crear una red de código abierto para resolver problemas en escala global – WorldChanging.com. En las palabras de su declaración de misión: “las herramientas, modelos e ideas para construir un futuro mejor están entre nosotros... mucha gente está trabajando en herramientas para producir cambios, pero los campos en los que trabajan siguen desconectados... el motivo, los medios y la oportunidad de un cambio positivo profundo ya están presentes... un mundo diferente no sólo es posible, sino que ya está aquí. Solo necesitamos juntar las piezas.”

Como diseñador de juegos a principios del año 2000, Cascio escribió juegos de rol de ciencia ficción para los Juegos Steve Jackson, y escribió para Wired, The Washington Post, Time y Salon. Es el Editor Colaborador Senior de WorldChanging.com

Nos reunimos en Berkeley, California, donde hablamos mientras comíamos comida india. Para mi sorpresa, mi grabador de micro-cassette estaba en su estadio final de colapso total. El paciente y buen humorado Sr. Cascio aceptó mis disculpas y accedió a un segundo debate por mail.

NEOFILES: Cuéntenos un poco sobre su evolución personal hacia el proyecto World Changing.

JAMAIS CASCIO: Hace mucho que estoy interesado en diseñar nuevos mundos – ciencia ficción, juegos de rol, ese tipo de cosas. No me refiero al aspecto de contar historias, aunque eso siempre es divertido, sino al panorama general, la visión de grandes sistemas sobre cómo funciona el mundo -

Whole Earth Magazine
su economía, ecología e historia y demás. Me encanta crear alternativas de realidades complejas, internamente consistentes. Ese no es un tipo de trabajo que se encuentre en los clasificados.

Mi educación académica es relativamente ecléctica: títulos universitarios en Historia y Antropología (con especialidad en antropología evolucionaria); título en Ciencia Política; muchas clases de ciencia real y lectura. Luego de la universidad, terminé haciendo trabajos informáticos por unos años. Fue a mediados de los 90... todos lo hacían.

En 1995, conseguí trabajo en Global Business Network, la consultoría/comité asesor fundado por Peter Schawrtz y Stewart Brand (junto con varios personajes de igual prestigio). Planeamiento de panoramas – la creación de mundos futuros ficticios al servicio de la estrategia organizativa - bastante interesante, y me acerqué al trabajo de construcción del mundo que esperaba encontrar. Aunque comencé como el especialista técnico, se me designaron proyectos de otros tipos. Entre paréntesis, ahí es cuando conozco a Alex Steffen; él era participante en un proyecto de "futuro de la generación X" en el cual yo trabajaba.

En 1998, dejé GBN para trabajar en algunos programas televisivos de ciencia ficción - ¿Cómo negarse al llamado de Hollywood? Realmente divertido, interesante... y ninguno de ellos llegaron a la pantalla. Terminé escribiendo en forma independiente para complementar ese trabajo, y en 2000, acepté un trabajo con una consultoría para la cual había hecho algunos trabajos en forma independiente. Cerraron en 2001. Volví al tren del trabajo independiente, tomando trabajos de escritura y escenario ocasionales.

A finales de 2001, Steve Jackson Games me pidió que presente una propuesta para un libro de la serie "Transhuman Space”, un juego de rol de ciencia ficción dura situado dentro de cien años. Ningún más rápido que la luz, ninguna telepatía, sin alienígenas humanoides (ningún alienígena real más que los microbios, para el caso). Mucha nanotecnología y biotecnología, y mucha política. Transhuman Space fue probablemente el mejor intento de imaginar un mundo posible en el 2100 que haya visto, y mientras que discutiría sobre algunos detalles, estaba feliz de tener la posibilidad de trabajar en el proyecto.

En 2002, terminé el primero de los dos libros para la serie, “Broken Dreams" que se centraba en la política y la sociedad de las naciones menos desarrolladas del 2100. El libro se basa en gran parte en lo que sucede cuando la propiedad intelectual domina la política; estoy particularmente orgulloso de “gestión de derechos genéticos” como un aspecto de la biotecnología futura. En 2002, comencé con lo que terminaría siendo el último libro de la serie, “Toxic Memes”, que habla de conspiraciones, cultos, publicidad, cultura pop y movimientos políticos en el 2100. Es más divertido que “Broken Dreams” y creo que estoy más feliz con el resultado. “Broken Dreams” salió en 2003; “Toxic Memes” en 2004.

En 2003, Alex se mudó al área de San Francisco. Hemos trabajado mucho tiempo para proyectos conjuntos, y le pidieron que editara un número de la revista Whole Earth – el número final, resultó ser. A medida que eso empezaba a andar, empezamos a pensar si no sería una buena movida tratar de hacer un nuevo Catalogo Whole Earth. Finalmente decidimos que no... pero las ideas que teníamos para el proyecto terminaron convirtiéndose en WorldChanging.

WorldChanging abrió en octubre de 2003, y desde entonces sigue creciendo.

NF: WorldChanging es una fuente de información e ideas tan ricas - verdaderamente - ideas, recursos y actividades para cambiar el mundo. Pero me pregunto si alguna vez sintió que esta abundancia abruma y que debería introducirse algún tipo de proceso jerárquico donde lo mejor de WorldChanging suba a lo más alto. En otras palabras, ¿en algún punto dice, "Aquí hay algunas cosas en las que quisiéramos que la gente ponga el foco de atención, trabajos y recursos sobre..." donde las otras cosas pudieran ser especulativas o de menor importancia?

JC: En realidad, estamos en el medio de un esfuerzo por rediseñar el sitio, y esa es una de las prioridades principales.

NF: Estoy interesado en la idea de memes tóxicos o los memes desintoxicantes. En ciertas formas, WorldChanging me parece un intercambio de memes, en el cual los memes deben concretarse como actividades de solución de problemas. También me pregunto como lidia con la atracción de los memes tóxicos o feos en la era de los medios. Como digo siempre, nadie quiere ver una película sobre un grupo de gente sentada comportándose como intolerantes. (Supongo que son dos preguntas)

JC: Definitivamente hay una ingeniería memética en WorldChanging, aunque supongo que el auge actual es referirse a esto como "reestructuración." Los escenarios negativos son seductoramente fáciles de crear y parece una patología particular de los progresistas enfocarse en las varias posibilidades desastrosas que podríamos enfrentar pronto. WorldChanging tiene como centro un impulso a enfocarse en soluciones, más que en problemas, ya hay miles de lugares donde encontrar la variedad de cosas erróneas del mundo. Además, enfatizamos las interconexiones entre los conjuntos de soluciones, las formas en que las ideas de un área (digamos, código abierto) pueden ser útiles e influyentes en otras áreas (digamos, la economía del mundo en desarrollo).


Otros Mundos... Reales e Imaginarios
Una vez dicho eso, es difícil a veces no caer en lo horrible y lo frustrante. Hay mucha estupidez dando vueltas, muchas malas decisiones y elecciones tontas. Sería tan fácil catalogar los desastres varios que nos podrían golpear, la marcha incesante de idiotez que vemos a nuestro alrededor. Pero eso hace que el desafío de WorldChanging sea más atractivo, enfocándonos en las soluciones y nuevas ideas.

La forma de lidiar con los "memes tóxicos" y el terriblismo (la atracción por lo terrible) – un término del Renacimiento Italiano maravilloso que Alex tomó hace un tiempo -, es no hacer de cuenta que los problemas no existen. Enfocarnos en las soluciones no significa vivir en una ilusión Panglossiana de estar en el mejor de todos los mundos posibles. Podríamos equivocarnos. Pero hacer de cuenta que no hay soluciones, que nuestros únicos futuros posibles son repugnantes, salvajes y cortos es tan malo como hacer de cuenta que no hay problemas.

NF: ¿Podría dar algunos ejemplos o una visión de cómo las actividades de código abierto resuelven algunos de los problemas globales más grandes?

JC: El Software de Código Abierto/gratuito es cada vez más común en el mundo en desarrollo, en gran medida debido a su costo. Eso es importante, en sí mismo y fuera de sí, ya que hace que sea más fácil para las ONGs, las organizaciones sin fines de lucro y los gobiernos distribuir tecnología de la información barata. La naturaleza abierta del software también hace más simple personalizar las herramientas para alcanzar las necesidades de idioma e interfaz local.

Pero el gran valor del código abierto es como modelo del desarrollo. El abordaje de código abierto está despegando en áreas como la biotecnología, la nanotecnología, el diseño, y una variedad de disciplinas científicas y con base en la información, donde la colaboración y la difusión del conocimiento pueden impulsar una innovación más rápida que los esfuerzos propietarios. El abordaje de código abierto ya está ayudando a alcanzar los Millennium Development Goals (Objetivos de Desarrollo del Milenio) con investigación farmacológica de código abierto y herramientas biotecnológicas (el sitio BioForge se modela en forma explícita sobre el sitio de software de código abierto SourceForge).

El movimiento de código abierto no solo nos ofrece software sofisticado sino que también lindos logos.

En términos más abstractos, el código abierto tiene el gran potencial de resolver problemas globales como un catalizador de acción colectiva. Generalmente – no en cada caso, sino generalmente—los proyectos de software de código abierto tienen menos defectos de seguridad y estabilidad que aplicaciones equivalentes de código cerrado, y en casi todos los casos, las fallas que se encuentran se solucionan más rápidamente. Eso sucede porque tienen más variedad de personas buscando problemas en el código, y discutiblemente los desarrolladores de código libre/abierto tienen menos interés en cubrir sus espaldas. A medida que más de nuestras infraestructuras y herramientas tengan el aspecto de información fuerte (o “habilitadas por el conocimiento”), el abordaje de código abierto será más útil para encontrar y resolver problemas con estas tecnologías.

NF: ¿Podría contarnos de las ventajas que las áreas "subdesarrolladas" del mundo tienen en términos de adaptación a la nueva tecnología?

JC: La idea básica es “dejar atrás” – la noción de que las áreas en desarrollo sin grandes inversiones en tecnologías existentes (particularmente tecnologías de infraestructura) pueden adoptar más rápidamente la nueva tecnología que las áreas más ricas con abundantes costos irrecuperables. El ejemplo canónico de esto son las empresas de telecomunicaciones: las naciones en desarrollo pueden adoptar más rápidamente los sistemas de teléfonos inalámbricos como su red de telecomunicaciones primaria porque no tienen que lidiar con el hardware de redes de teléfono legacy, y de hecho adoptar teléfonos móviles parece ser extremadamente rápido en las naciones en desarrollo. La noción de dejar atrás se aplica bastante bien a una variedad de tecnologías de infraestructura, las redes informáticas, la energía, los transportes, etc. Estas son tecnologías con efectos de red profundos, grandes costos de inversión, y el potencial de cambios significativos en la plataforma.


El tercer mundo dejará atrás al primero y al segundo.
Yo diría que la adopción de vehículos con células de combustible de hidrógeno sucederá más rápido en China e India que en occidente, por ejemplo, precisamente porque no hay números masivos de combustible, ventas y proveedores de reparación de autos (existen, seguro, pero ni cerca del nivel de Europa y Estados Unidos).

NF: Mucha atención, en términos de cambio de mundo, gira alrededor de temas energéticos - ¿Cómo mantenemos en marcha nuestra civilización móvil y eléctrica? Muchos ven el petróleo y el carbón hasta ahora como la única solución en muchos años por venir. Unos cuantos promocionan la vuelta a la energía nuclear. Los recursos renovables tienen poca credibilidad, en términos de ser capaces de suministrar suficiente energía. ¿Qué aprendió de esta situación y dónde cree que se encuentra la solución?

JC: Bueno, esta respuesta no será corta...

La energía renovable es hacia donde nos dirigimos, por supuesto. Tiene mucho sentido. La credibilidad dominante no lo es todo (como sospecho que los lectores de NeoFiles ya saben); la ciencia es sólida, y las tecnologías son mucho más competitivas de lo que generalmente se asume, y los avances llegan rápido. Pero la solución real no es simplemente caer en las plantas de energía renovable para reemplazar las de carbón/gas/nucleares actuales. La solución real es un poco más ambiciosa, pero aún así totalmente plausible.

Es una agenda de tres puntos: renovables, distribución y eficacia.

Entonces, los renovables – que incluye la energía eólica, solar fotovoltaica, undimotriz y mareomotriz. Las represas hidroeléctricas son técnicamente renovables también, pero hay una duda sobre su huella de carbono real, aparentemente las plantas en decadencia bajo los lagos en las represas emiten una cantidad considerable de CO2. Le agregaría fusión a la mezcla si tuviera esperanza de que realmente se resuelva pronto. Así como están las cosas, parece más probable que veamos los resultados de los experimentos de tabletop sonofusion antes de algo viable de ITER y sus sucesores.

Para darle un sentido del potencial de la energía renovable, los investigadores de Stanford acaban de publicar un mapa del potencial de la energía eólica mundial en el Journal of Geophysical Research. Descubrieron que el potencial total de la energía eólica usando tecnología de turbinas de corriente de viento en ubicaciones con velocidades de viento óptimas es de 72 teravatios. El año pasado, el planeta en su totalidad uso menos de 12 teravatios. Ahora, nadie va a luchar por poner turbinas de viento en todos los lugares que sean posibles, pero eso debería dar a entender el potencial que estas fuentes de energía tienen.

La energía solar se detuvo en ~25% de eficacia desde hace un par de años, pero ciertos avances recientes en la nanotecnología parecen hacerla subir a más de 50%. Además, hubo anuncios interesantes este año pasado en la producción de fotovoltaicos flexibles, desde plásticos y pinturas hasta telas. Su eficacia es menor, en un rango del 10-15%, pero enormemente útil como fuente adicional de energía. Vamos a comenzar a pensar en superficies no simplemente en términos estructurales, sino en términos de potencial de generación de energía. Uno no va a manejar en poco tiempo un auto eléctrico alimentado de energía de células solares en el techo, pero la energía agregada recargando las baterías de su híbrido ciertamente ayudaría; lo mismo con la energía en el hogar – uno no obtiene la energía total de la pintura fotovoltaica, pero contribuye significativamente.

Pero en realidad creo que la energía del océano probablemente será harina de otro costal. La energía mareomotriz y undimotriz tiene algunas ventajas sobre el resto: son menos visualmente invasivas que las torres de viento, y (a diferencia de la solar) funcionan 24/7. Hay un enorme potencial de generación de energía de las mareas y las olas. Un investigador descubrió que aproximadamente 600 turbinas “hidroquinéticas” en la Corriente del Golfo podrían producir suficiente energía para todo Estados Unidos. Otro grupo de investigación calculó que la energía undimotriz en las costas de Estados Unidos podría sumar diez veces la producción de electricidad de todas las represas del país.

Para ser claro, nadie propone seriamente reemplazar toda la generación de energía solamente por viento y olas. De hecho, parte de la emoción por el potencial de generación de energía renovable surge del uso en aumento de las redes de electricidad distribuida. Uno no pone una granja de energía solar fotovoltaica en la misma ubicación centralizada de una planta a carbón, uno la pone en todos lados, en los techos de edificios, en las luces de las calles, y aún (como sugiero) en autos. Lo mismo ocurre con el viento, hay muchas ubicaciones óptimas, pero las micro turbinas hogareñas (que ocupan tanto espacio como un receptor de Direct Broadcast Satellite) ya se están volviendo populares en el Reino Unido como una forma barata de agregar producción de energía doméstica. Un grupo de la Universidad de Oxford determinó que el Reino Unido podría satisfacer entre 60 y 70% de las necesidades eléctricas a través de una mezcla de fuentes de energías renovables y semi-renovables con la tecnología actual.

Debajo de esto está el crecimiento de lo que se llaman “redes inteligentes." Al igual que Internet fue una revolución de cabo a rabo para la tecnología de la información, las redes inteligentes dan inteligencia de extremo a extremo a la producción y distribución de la energía. Si la energía cada vez más surge de miles (o millones) de sitios de micro-generación - es decir, los hogares y las oficinas – la red de electricidad tiene que poder manejar flujos de energía bidireccionales, donde las ubicaciones a veces son generadores de energía, a veces consumidores. Una vez más, esto es algo que ya se está difundiendo, mayormente en Japón, por ahora, pero se que la Comisión de Electricidad de California está realmente muy entusiasmada con la idea. Y cuando se extienden redes inteligentes en el sistema eléctrico de extremo a extremo, surgen un conjunto de repercusiones, ¿cómo sería una "BitTorrent" de energía? ¿O Napster (versión original)? ¿Qué sucede cuando se realizan arreglos para "compartir energía" con el vecino, mi amigo de otro ciudad o mi familia al sur del estado?

Entonces ese es el extremo de la generación de las cosas – renovables diversos se esparcen en una red de energía inteligente. Pero el extremo del consumo es importante también, y me refiero a la eficacia. La visión del futuro del que hablo no se trata de apiñarse en el hogar a leña, con sweaters puestos, porque hay que mantener el termostato bajo. Si uno se ve obligado a eso, significa que su hogar es increíblemente despilfarrador y pierde calor por todas partes. La construcción de tecnologías eficaces mejoró drásticamente en la última década. BASF por ejemplo, está difundiendo un material de construcción aislante nuevo en Alemania, usando lo que llaman una "cera de cambio de fase", pero con esas placas pudieron reducir el uso de petróleo para generar calor en un 95%. ¡Noventa y cinco por ciento!

Resulta que hay muchas oportunidades para mejoras radicales de eficacia. Con la electricidad, tomemos el caso simple de las “fuentes de alimentación”, la energía para los adminículos electrónicos. La mayoría son entre 20% y 40% eficaces, es decir, solo pasan 20-40% de la energía al equipo. El resto se irradia como calor, y usted sabe, esas cosas pueden calentarse bastante. Pero no tienen que ser tan de porquería: la alimentación de energía de alta eficacia, con aproximadamente 90% de eficacia, cuesta unos pocos dólares más, y los precios caen.

Resulta ser que el ritmo de las mejoras tecnológicas en eficacia ha sido relativamente constante con el tiempo, lo suficiente para que Art Rosenfeld (de la Comisión de Energía de California y del Laboratorio Lawrence Berkeley) lo llama la “Eficacia de la ley de Moore.” Desde 1845, la cantidad de energía necesaria para producir la misma cantidad de PBI (ajustada a los costos) ha decrecido regularmente un 1% al año. Eso es a través de un descuido relativo, siendo la eficacia un beneficio secundario de otras mejoras tecnológicas. ¿Pero adivine qué? Durante los años 70, la última vez que tuvimos una “crisis energética,” la eficacia mejoró un 4% anual. Una tasa del 2% sería totalmente alcanzable. Y haría una gran diferencia:

Con una mejora del 1% anual, la estabilización de la población en cerca de 10 mil millones, y un incremento total en los estándares de vida a los niveles de la UE, el mundo todavía usaría cuatro veces tanta energía en el 2100 como lo hace ahora. Al aumentar la mejora de eficacia total al 2% promedio en el siglo próximo, lo reduciríamos a la mitad, solo el 40% más que en el presente. Y si pudiéramos subir el 3% en un siglo, todavía muy posible y menos de lo que hemos hecho en los últimos años, en realidad terminaríamos usando la mitad de nuestros niveles actuales de energía.


La creación de mundos futuros ficticios al servicio de las estrategias organizativas.
Piense en eso. Todos en el planeta – 10 mil millones de personas, un poco más del cálculo de las NU para finales del siglo, con el estilo de vida occidental... y usando la mitad de la energía que usamos hoy. Solo prestando más atención a la eficacia de nuestros diseños.

Habría mucho más para agregar. Vamos a necesitar re imaginar los ambientes urbanos por completo, para mejorar la eficacia energética (ya bastante buena) y para manejar las poblaciones mega de las ciudades del siglo XXI. Antes de que termine la próxima década, estaremos pensando en el expansión ex-urbana de la misma forma en que la gente piensa en los números en aumento de las SUV hoy en día: un desperdicio, estéticamente poco atrayente y una mala decisión por completo.

Y hablando de autos, la era de híbridos del 2005 pronto se rendirá a híbridos “enchufables” o “con opción de gas”, básicamente, más que híbridos como autos a gas con asistencia de motor eléctricos serán autos eléctricos con asistencia de gas. Desde allí, enfrentamos el dilema de o la célula de combustible de hidrógeno o todo eléctrico; el jurado todavía está decidiendo eso, pero yo pasé de ser un defensor de las células de combustible a tener la fuerte sospecha de que los eléctricos a batería serán la forma de seguir. Luego, están los biocombustibles, extremadamente populares en el mundo en desarrollo y cerca de ser neutrales en carbono.

La gente a veces me acusa de ser un optimista. No soy optimista, soy realista. En el caso sobre lo que el próximo siglo podrá soportar en términos de producción y uso de energía global, ser realista significa ver las oportunidades a medida que surgen. La realidad es que, por temas de costo, de salud pública, de ambiente global, de control local, de seguridad y por una variedad más de razones, un mundo renovable distribuido de alta eficacia es mi línea de fondo del panorama para la energía del siglo XXI.

El otro mundo ya está aquí, solo tenemos que salir y agarrarlo.

 

 
 
 
Comentar
 
American Express Mariposa
American Express Butterfly es un diseño de tarjeta de crédito estilo mariposa inteligente, exclusivo para llevar en el llavero....
 
Andalgal√° se presenta en Buenos Aires
El 28 de abril será un día memorable para Andalgalá debido a la presentación conjunta con el Premio Nóbel de Economía en el Hotel Panamericano a partir de las 14 Hs...
 
Las historias principales de lo que se viene
La revolución de la tecnología de la información está en camino, esta es su historia....