Inspirelab
facebook twitter email
 
menu1 menu2 menu3 menu4 menu5 menu6 menu7 menu8 menu9 menu10 menu11
 
Bendita Intranquilidad
2008-06-20 21:59:54 ||

En su nuevo libro, Blessed Unrest: How the Largest Movement in the World Came in to Being and Why No One Saw it Coming (Viking), Hawken descifra la historia del movimiento ambiental y predice su futuro. El ambientalismo contemporáneo, dice, es nada menos que la concreción de un alzamiento mundial de muchos años por el reclamo de los derechos humanos básicos. El lanzamiento del libro en mayo coincidirá con el lanzamiento de un sitio Web, Wiser Earth (Una Tierra más Sabia) una red social de código abierto con una base de datos de más de 100.000 organizaciones. Hace poco tiempo, Elizabeth A. Evitts habló con Hawken sobre el libro, el ambientalismo contemporáneo y sobre cómo los diseñadores juegan un rol fundamental en su evolución.

En Blessed Unrest usted vuelve al comienzo del movimiento ambientalista. Analiza a Emerson y Thoreau, nos lleva desde la esclavitud y la abolición a los Derechos Civiles y al impacto de Silent Spring de Rachel Carson. ¿Qué fue lo que inspiró este abordaje?
 Mi trabajo incluye dar muchos discursos y luego de cada uno de ellos la gente viene, me hace más preguntas y me entrega sus tarjetas personales. Con los años, se fueron acumulando hasta que llegué a tener, literalmente, una enorme bolsa llena de tarjetas de negocios de organizaciones sin fines de lucro. Comencé a preguntarme cuántos grupos habría. Es impresionante, uno asume que alguien sabe. Pero no. Entonces comencé a tratar de calcularlo lenta pero meticulosamente. En el trayecto descubrí que había más de 100.000 (de hecho, hay más de un millón, pero en ese momento pensé que solamente más de 100.000). Comencé a preguntarme cómo se comparaba con otros movimientos humanitarios o sociales, tanto pasados como presentes. Y no pude encontrar nada que se pareciese. Entonces la pregunta fue: ¿de dónde surgió? La respuesta fácil es, bueno, es reciente o es del Día de la Tierra. Pero no funcionó de esa manera. Era como tirar de una cuerda sin fin en una bolsa de harina. Fue fascinante ver que existía esta historia a la cual no tenemos acceso. O si lo tenemos, no incluye la idea de que existe un movimiento de humanidad acumulativo que quiere resolver el sufrimiento de otras formas de vida, y específicamente ahora,  la degradación ecológica, la enfermedad económica, la corrupción política y todos los efectos cascada que surgen de los mismos. Me sorprendió cuán amplio, profundo y antiguo es. Lo que sucede ahora es que se está difundiendo a lo loco.

Por eso el subtítulo de su libro: Cómo surgió el movimiento más grande del mundo y por qué nadie lo vio venir.
 Exactamente. El cambio climático ciertamente fue un gran impulsor en los últimos años, pero hubo otros – pobreza, problemas de agua, refugios ambientales, guerra. El otro impulsor son las tecnologías de comunicación modernas que le permite a los grupos organizarse más fácilmente. Los grupos más pequeños pueden tener efectos mucho más grandes de los que pudieron tener antes del nacimiento de Internet. Se conectan mejor, colaboran mejor, trabajan como enjambres, como dicen.

Usted escribe sobre cómo este movimiento en desarrollo se verá diferente a los movimientos del pasado. 
 No hay un líder carismático, no hay centro. No es ideológico. Eso a menudo se pierde en la cobertura, porque lo que se informa es el punto de resistencia del grupo que dice, “Basta. No lo hagan.” Eso se convierte en un acontecimiento interesante desde el punto de vista de los medios. Lo que no se cubre es la innovación, el diseño, la ingeniería y las tecnologías sociales. Es un movimiento de ideas. Y a veces las ideas no funcionan y se prueban otras que sí funcionan, y luego uno intenta descubrir cómo hacer que funcionen mejor. Es un proceso iterativo y evolucionario. Son decenas de miles de ideas con respecto al agua, a los edificios, a las ciudades, a la pobreza, a las mujeres, a la educación, al clima y a la neutralización del carbono. No se pueden catalogar porque aparecen en todos lados. Pero en realidad todas tienen el norte hacia un mundo diferente del que vivimos.

Usted sugiere que las políticas del futuro realmente tienen que ver con fomentar alianzas inusuales que giran en torno a ideas. Extraña pareja - evangelistas en alianza con los ambientalistas, por ejemplo. ¿Se ve en otros lados?
 Sí. Al mismo tiempo, descubrimos que no son parejas extrañas. Somos seres humanos y lo que nos distancia es mucho menos importante y casi insignificante comparado con lo que ahora tiene significado. Se puede ver a Wal-Mart, por ejemplo, que de forma bastante auténtica - y no me interesa lo que digan de ellos - están comprometidos a un 100% de energía renovable y muchas otras cosas de las cuales todavía no hablaron. Bueno, ¿Quién lo hubiera pensado? ¿Es una extraña pareja o simplemente el pueblo estadounidense abriendo los ojos sobre los valores centrales que ahora necesitan ser expresados?

Esto se remite a lo que escribió en The Ecology of Commerce. En ese momento parecía un oxímoron para combinar aquellas dos ideas de la naturaleza y los negocios. Usted fue de los primeros escritores en unir la sustentabilidad y el comercio.
 Así es, y no me apoyaron mucho en ese momento. Pero la nota de tapa de esta semana de Business Week se titula “Más allá de la Corporación Verde” y la primer línea dice, “Imagine un mundo en el cual las prácticas ecológicas y socialmente responsables en realidad ayuden al balance final de una empresa." Esa es la primera línea del artículo principal de Business Week. Catorce años después de la publicación de The Ecology of Commerce. Cuando se publicó, ninguna publicación de negocios le hizo críticas. Se le hicieron críticas, por cierto, pero los directores no las publicaban.

¿Por qué los negocios estadounidenses tardaron tanto tiempo en entenderlo?
 Lo vieron como una amenaza: “Tenemos un negocio que manejar y esta es la responsabilidad del gobierno.” Es el mismo tipo de empresario que votaría en contra de cualquier cosa que haga el gobierno. Endosarían la responsabilidad, tenían un sentido muy limitado de la responsabilidad. Era el balance, los accionistas. “Si obedecemos la ley, es todo lo que debemos hacer.” Eso casi se abolió.

En el libro usted dice que las ciudades verdes, seguras, habitables es algo que los arquitectos y diseñadores saben de memoria. ¿Qué quiere decir con eso?
 En los últimos quince años, los arquitectos, los diseñadores y los planificadores surgieron con una variedad de tecnologías de diseño. Empezaron a unirlas de maneras que reducen en forma drástica la huella de la ciudad, haciendo que sea más segura y mucho más habitable. La razón por la cual no se ve antes, es simplemente la forma en que evolucionan las ciudades. No tienen borrones. No se borra una ciudad y se coloca otra en su lugar. El ritmo de cambio no es tan rápido como el ritmo de innovación técnica y de diseño. El diseño es una tecnología, pero no se pueden arreglar las cosas con tecnología. Se necesitan personas que vean el mundo de forma diferente y que luego junten esta visión y la traduzcan en nuevas formas.

El libro habla del Consejo de Construcción Verde de Estados Unidos. Hace referencia al arquitecto Edward Mazria por su proyecto Arquitectura 2030, que apunta a que los edificios para ese año sean neutrales en carbono.  A veces parece como que la comunidad de diseño industrial es la última disciplina del diseño en enterarse de la idea de la sustentabilidad. ¿Por qué?
 Los últimos son los clientes, los fabricantes. Fíjese Ford. Fueron y fabricaron una fábrica verde, eso es genial. No cambiaron los autos que salían de la fábrica y los golpearon las ventas, el mercado de valores y los precios de la energía. Fueron al revés. Primero tendrían que haber recurrido a los diseñadores para el diseño de autos verdes.

¿Qué consejo le daría a un diseñador industrial sobre cómo guiar esa conversión con los clientes? ¿Cómo pueden presentar el argumento del diseño sustentable?
 Cuando uno es diseñador, no se puede ser mejor que el cliente. Pero siempre tenemos la tarea de educarlos, y parte de esa educación se trata de la percepción, los costos, el posicionamiento. Se trata del futuro. ¿Estamos diseñando para ayer, hoy o mañana? La idea de mañana siempre fue el proyectil de color aluminio pizarra – si uno podía tomar un bloque tosco y hacer que luzca como un supositorio, entonces eso se suponía que era un gran diseño.  Ese paradigma realmente tiene que cambiar. Es difícil porque somos todos un poco primitivos. Estamos embelezados por las chucherías. Ahora estoy hablando de los consumidores. Algunos PDA y teléfonos nuevos son brillantes, excepto que desde el punto de vista de los materiales y del desperdicio no lo son. Desde esa perspectiva tienen un diseño pobre. Aquí tenemos un sistema en el cual se supone que el diseñador debe reposicionar o rehacer algo para que un producto sobresalga en el mercado, como el Motorola Razr, y puede que tenga éxito, pero no reciben la agenda completa, la carga completa que es: ¿Puede diseñar un producto que sea valioso cuando regrese también? Recuerdo hace años cuando una legislación pendiente en Alemania obligaba a HP a diseñar sus impresoras para que puedan desarmarse, volverse a usar y reciclar. Descubrieron que el tiempo de ensamblaje se reducía, no recuerdo con exactitud, pero cerca del 70 u 80%. Un gran ahorro. Los ingenieros preguntaron, “¿Por qué no lo hicieron antes?” Y los diseñadores dijeron, “Bueno, nunca lo pidieron.” El talento está, pero la pregunta no. Hay que pedirles que diseñen cosas que incluyan completamente lo que es posible en términos de ciclos materiales, lo que equivale a decir que puedan ser re-usables en forma continua y el valor subirá. No se trata solamente de reciclar, sino de llevar el ciclo hacia arriba, lo cual es diseñar algo, usar un material y que luego cuando se vuelva a usar sea más valioso que antes.

Usted dice que es hora de que tengamos nuestro momento Rosa Parks, tener a alguien que rechace el asiento en el colectivo, para decirlo de alguna manera, y alterar los negocios como siempre. En realidad menciona a Ray Anderson de Interface.
 Si, dije que tal vez sea el que está en retrospectiva. No sabemos. Rosa Parks no era considerada como precursora de todo un movimiento. Pero hubo mujeres antes que ella que menciono en mi libro, que hicieron lo mismo y no pasó nada. Luego algo pasó; hubo una convergencia debido a Martin Luther King y Ralph Abernathy. Un puñado de cosas convergió en ese momento. Si Ray es esa persona, la historia lo decidirá luego. Pero seguramente en términos de entendimiento, comprensión y luego por la implementación meticulosa de su pieza a pieza en su empresa, Ray es definitivamente un líder.

Usted diseñó muchas de las herramientas y productos que se han vendido durante sus doce años de reinado en Smith & Hawken. Su banco Monet todavía es el banco de jardín más popular en Estados Unidos. ¿Cambió su abordaje del diseño con los años?
 Desde una perspectiva de los sistemas, si uno optimiza un componente, uno pesimiza el sistema. Es muy difícil que la gente abrace la idea, porque pensamos que si uno mejora todas las piezas, todo mejora. Y eso no necesariamente es cierto.  Uno podría decir, bueno, cada cosa que usamos en la actualidad en Estados Unidos, excepto las SUVs, usan menos energía. Excepto cuando se suma todo, somos menos eficientes hoy de lo que lo éramos hace 50 o 100 años atrás. Para mí, cuando uno diseña algo que tiene buen diseño, no se trata de como luce, sino de lo que hace. Parecerá hermoso si uno entiende su impacto total en el sistema. Es una de las formas en que cambió en mí. Ahora pienso en sistemas de diseño.

¿Cuán importante es la investigación de los materiales para productos de avanzada?
 Absolutamente fundamental. Y hay dos costados de la investigación del material. Primero, hay materiales nuevos. Segundo, tomar los materiales cotidianos, ordinarios y rediseñarlos también. Vi un diseño de revestimiento para pisos de madera noble hecho por una empresa en Oklahoma y está hecho de las paletas que se apilan en decenas de miles en Ford Motor Company.  El dueño, Joy Nunn, es un experto en fibras y muchos de nuestros materiales son de fibra, si no son metálicos. Con este revestimiento, uno nunca podría distinguir si viene de cenizas o de paletas de roble. Es a prueba de balas, tan duro y resistente y uno puede hacer cualquier cosa con él en términos de texturas y apariencias. Es como un material nuevo. Este es un ejemplo del ciclo hacia arriba, donde uno toma grados de madera bastante pero no del todo duras, y luego las usa hasta que ya no sirven más y luego se hacen hermosos revestimientos de pisos a precios más bajos que los comunes. Es elegante.

¿Qué le diría a los diseñadores industriales sobre cómo ser más eficaces, más creativos, mientras que al mismo tiempo negocian con las realidades del mercado? ¿Qué recursos les recomendaría?
 Yo les diría que vayan a otra escuela de diseño a la cual todavía no fueron - la naturaleza. Vayan a la biología y empápense de la biónica, de la biomasa. Es un gran campo que está creciendo. Tengo una empresa, Pax Group, y nuestro trabajo está basado en cómo los fluidos fluyen en la naturaleza, no cómo fluyen en un caño, o cómo se los fuerza a fluir en tuberías, ventiladores, turbinas o compresores.  Tomamos las formas de fluir y diseñamos ventiladores en base a ellas. Estos diseños son más eficaces, ahorra energía, son más silenciosos y hay menos o ninguna cavidad en el caso de propulsores marinos. Todo lo que hicimos fue hacer una reverencia ante la Madre Naturaleza, que siempre se mueve en el camino de la menor resistencia. Antes hablábamos de que el diseño saca el estrés del sistema. Bueno,  hay un sistema que tiene la menor cantidad de estrés: se llama naturaleza. La razón por la cual la naturaleza lo hace así es porque no tiene opción, no tiene motores V8, ni plantas a carbón. Tenemos el lema de que la naturaleza absorbe, y lo que queremos decir con ello es que la naturaleza siempre saca agua o fluye hacia ella, nunca empuja, nunca obliga. Cualquier buen diseño nunca es forzado.

Usted habla de la pérdida de los comunes públicos y del alza de los comunes intelectuales creativos. Mucha de esta actividad viene de jóvenes diseñadores que comparten software, investigaciones y diseño. Aún así, el mercado parece alentar la paranoia del fabricante de ser expulsado. ¿Cómo cambiaría esto?
 No se cómo lo cambiaría, pero ciertamente está cambiando. Están surgiendo valores y comportamientos diferentes. Giramos de un mundo creado por el privilegio, que es un mundo de arriba hacia abajo, a uno creado por la comunidad, que es de abajo hacia arriba. Y eso será así en todo, el dinero, el diseño, el urbanismo de las ciudades, la información, la política. Nos encontramos en un umbral increíble. El ritmo de cambio en este momento promulga y fomenta el modelo de código abierto, porque es evolucionario. El modelo propietario no lo es. Nos dirigimos hacia un periodo, en términos ecológicos, llamado perturbación. Anoche hubo vientos de ciento veinticinco millas por hora en Polonia y en Checoslovaquia. Eso es tan extraño como impensable, y aún así al ritmo que vamos, serán de 160 millas por hora dentro de diez años. En un periodo de perturbación uno obtiene un ritmo de evolución veloz. Y hacia allí vamos. Es excitante, dinámico, espeluznante. Es la campanada de media noche para el resto de nuestras vidas.

Usted dijo que entró en este proyecto sin saber cómo se sentiría, pero que terminó sintiéndose esperanzado.
 Mucho. Si uno observa los datos sobre Polonia y Checoslovaquia y uno tiene esperanza, entonces uno no está entendiendo los datos. Pero si uno se reúne, sale y ve grupos y personas y organizaciones, y observa su brillantez, innovación y creatividad y uno aún así no tiene esperanzas, entonces uno no tiene corazón tampoco. Ambos son ciertos y tengo fe en la gente.

 
 
 
Comentar
 
American Express Mariposa
American Express Butterfly es un diseño de tarjeta de crédito estilo mariposa inteligente, exclusivo para llevar en el llavero....
 
Andalgal√° se presenta en Buenos Aires
El 28 de abril será un día memorable para Andalgalá debido a la presentación conjunta con el Premio Nóbel de Economía en el Hotel Panamericano a partir de las 14 Hs...
 
Las historias principales de lo que se viene
La revolución de la tecnología de la información está en camino, esta es su historia....